lunes, 4 de octubre de 2010

De dragones

Caricias que no templan la piel.

Frases al oído que no humedecen, los labios.
Y así van uno, dos, tres…

Y quieren hacerte morir y no saben empuñar la daga.
Y visten de bomberos pero para mí que trabajan en Correos.
Y así van cuatro, cinco, seis…

Y tienen soul pero luego todo es hip-o (que no hip hop).
Y te dejan desnuda y sí, se les pone dura (qué rima más fácil —adoro cierta literalidad—)...
… pero si los tocas se deshacen.
Si los lames se derriten.
Y si los… humo.
Son todo humo.
Creo que voy a empezar a toser, don ternura.

Ardo por dentro —y por fuera—.
Soy puro fuego, una exclamación, un alegato.

Y con la sutileza de un abanico abro las piernas.
“Bébeme”.
Mando señales de humo con mis BE S.O.S.
“Bésame”.
Pero humo, son todo humo.
(que se me ha colado entre los muslos).

No quiero más comas.
Quiero un punto
.
Y punto.

Mea culpa…
Lo asumo.
Lo olvidé…
Los dragones sólo deben jugar con dragones.

11 comentarios:

tomasuncafe dijo...

jugando en el oculto humo,
allende tu alegato,
besos somos

Cimarron dijo...

Que bonito, abogada.
Que literaria, sexual y tiernamente bello.

Trasto dijo...

Los dragones sólo disfrutan con dragones..., y no es un vicio, pero sí una virtud.

Me gustó, es un .

k

Shang Yue dijo...

.
y aparte
merecen pues los dragones


pero yo pensaba que todos lo eran,
maldito error :)

Abogada Soltera dijo...

Era una bocanada de humo. Una forma de recordarme quién soy... o qué soy.
Besos a todos en el calor de las ascuas.

Néctar dijo...

Dragones de fuego ansiosos de agua. Somos, soy, seremos ..¿eres?
Siempre un placer

Néctares

Abogada Soltera dijo...

Linda, por qué no puedo entrar a tu blog? Llevo un rato viendo la menera...

Néctar dijo...

Estará cerrado unos meses ... por excesos, jejejeje.
Pero no dejes de escribir tú que sabes que me encanta leerte ;)

Abogada Soltera dijo...

Jo, vale!!! Q ya pensaba q estaba censurada mi entrada ;)))
Lo seguiré haciendo, gracias mi niña!
MUAS

Erotismo dijo...

Brutal... de tus mejores posts... efectivamente, no suele casar bien un liquen dubitativo con un Fénix apasionado, pero claro... hasta encontrar esa sintonía hay un largo camino de decepciones

Abogada Soltera dijo...

:P