sábado, 20 de noviembre de 2010

Cansada, (Del part. de cansar) dicho de una cosa que decae

LightMark



No voy a hacer literatura. No tengo ganas. Estoy cansada. Muy cansada. Cansada físicamente, sí, pero rota por dentro por no saber, no comprender, no encontrar. Estoy cansada de escucharme, de hacerme entender… Hoy sólo quiero follar, follar y que me arranquen el nombre, que me hagan sentir piel, saliva, dientes, lengua, sexo… No quiero pensar qué significa ese momento, no, sólo quiero quedarme rendida y ahogada por mis propios gemidos. Quiero que brote el asma en la búsqueda de oxígeno tras cada embestida. Será mi borrachera particular, follar por no pensar. Tu semen por mi cuerpo como si fuera vodka, tu polla en mi boca como un hielo en mis labio que se deshace en el fuego de mi lengua.  No quiero ser la tierna, ni el bocado perfecto, ni que me pongan en un altar para adorarme. Quiero follar (o que me follen, que es lo difícil). No quiero dulcificar ni edulcorar mis palabras porque no quiero hablar. Quiero quedarme rendida a tu lado, o al tuyo, o al de aquel. No quiero que se alineen los astros ni que suene de fondo una canción increíble con la que enmarcar ese momento en mi memoria poética. Sólo quiero quedarme dormida. Y es que estoy muy cansada.

16 comentarios:

German Buch dijo...

Así, con los ojos cerrados, simulando el cansancio en sueño, dormitada despierta, repaso el suspiro de tu cuerpo.
La carne en yema de mis dedos, saludan en abanico, circulando, uno a uno cada dedo de tus dos pies. No reconoces la mano que ahora se desliza por tu gemelo, mellizo de tus piernas. Dentro de la pausa que excita tu susurro, me deleito en ese pequeño y delicado montículo de tu pierna hasta oír el gemido naciente de tu boca. El dorso de mis manos deambulan por tus nalgas, desnudas de palabras que hagan entender este placer, ahora, solo escuchas la fricción que ejerce el algodón de mis manos ascendiendo por el dibujado montículo de tu mapamundi, esa separación, ahora abierta por el compás de tus piernas, donde se vislumbra la sombra del cercano oasis de tu entrepierna.
Mi dedo corazón atraviesa esa zanja en sendero humedecido de tu culito, provocando la travesura de un tierno golpe trasteando en tu sexo sin hendir en tu grieta, un y otro golpecito para que llegue a mis oídos el chasquido de tus gemidos como olas de mar en su rompeolas. Boca abajo, para ahogar tu nombre sobre la almohada, mis dos dedos, índice y corazón, te follan hasta sentirte ahogada de tus jugos borrando tu nombre.
Ayudada por mi mano izquierda, volteo tu cuerpo hacia la luz inexistente del día. Arqueado tu cuerpo, elevas tu culito hacía arriba, dejándote caer sobre la cama y volviendo a izar tu culo en esos centímetros libres donde te follan mis dedos. Tus pechos inquietos, palpitantes y partitivos de la escena, excitantes, a la voz de tus gemidos, despiertan unos pezones duros, firmes y amenazadores de querer.
Tus gemidos se vuelve voz; una voz inaudible. Una voz traducido por la compostura de tu cuerpo inquieto, una voz que llama a follarte y son tus manos las que recogen mi sexo vertical, erguido las que me follan ahora o, te folla al unísono.
La descarga de mi blanquecina lluvia espesa, se confunde con los jugos emergidos de tus paredes, las paredes carnosas donde resbaló mi pene hasta el fondo de tu grieta, descansando en ese botón, que ahora sí, acoge tu cansancio.

tomasuncafe dijo...

preludio del llanto,
no saber de entender no querer,
el deseo puro se lleva el recuerdo,
no nos une el amor si no el espanto
dijo Borges, y Mario Trejo concluyo déjalo enterrar su angustia entre tus nalgas, un gran beso compartiendo el cansancio

Rdimichelle dijo...

me resulta raro leerte con esta actitud

Néctar dijo...

¿Te paso el número de un amigo? uffffff!

Néctares

Abogada Soltera dijo...

Un amigo, un dragón, me enseñó que, a veces, por no devorar a los demás terminas devorándote a ti misma. Pensaba que podía emborracharme con sexo y, como bien dice él, nada se mata con sexo, sino todo lo contrario, revive. La intensidad tiene una responsabilidad, parece.

German, gracias por la gracia en tus gestos.
Tomás, por entenderme.
Rich, jajajajaj. ;)
Néctares, mmmm, vale!!! MUASSSS

Trasto dijo...

La intensidad tiene una responsabilidad. Los grados de intensidad lo tienen. Y no hay mucho que entender en ello una vez que lo sabes.

Lo difícil es actuar como tal.

Y sin embargo,hay unos matices... no se desdeña ningún lado de la dicotomía.

me ha encantado el post. De hecho, yo tengo sábados así...

Andri Alba dijo...

Hola, he venido desde el Café de Tomás o Tomás un café...a seguirte. Volveré para disfrutar de tus letras.

Un cordial saludo desde Rep. DOminicana.

Andri

Shang Yue dijo...

para eso hay que olvidar a los amigos, a los amantes ya reconocidos


y tirarse a por desconocidos, robarles el sentido a los que lleven antifaz, para que no te exijan tu esquisita finura o tu saber estar en todas las ocasiones


buena suerte

anuar bolaños dijo...

EVA


Mujer,
siempre te miré con los ojos cerrados
y al abrirlos,
se me inundaron de delirios.
Soy tu víctima, admítelo.
No es posible
que todo ocurra sólo en mi cabeza.
Tu amor no refleja,
siembra incertidumbre,
es efímero, pasajero.

Dejas los días avanzar a rienda suelta
y con el corazón en hilachas dices,
No importa, esta soy yo, esto es la vida.



anuar iván.

Madame X dijo...

Te entiendo muy bien. Hay días que sólo apetece eso, anularse con una buena follada como quién se toma medio frasco de analgésicos.

Es verdad, el sexo no aniquila el dolor, pero sí que te puede dejar rendida para dormir un buen rato. Y, oye, un descanso es un descanso.

Un placer volver a leerte.

Un beso y ánimo.

X

Abogada Soltera dijo...

*** Trasto, o Don Dicotomía: llámalo intensidad o incoherencia, o contradicción o caos ordenado... Lo difícil no es actuar como tal, sino asumirte. Me alegro de que te gustara el post. Un café, por lo menos, ¿no?

*** Hola Andri, linda!! Si vienes desde allí tienes buenos credenciales ;) Puedes pasarte las veces q quieras. Alguna vez tendré algo, al menos, para que puedas merendar. BESOS de diciembre!

*** Shang: justo!!! Aunq es complicado encontrar a caballeros cuyo rostro sea más interesante q su antifaz. Te tendré informada... De momento, los reconocidos también me reconocen... Y a veces, es importante poder verte en el otro.

*** Anuar: GRACIAS!!!!!!! Es tuyo?

*** Madame: Ains, que se te echaba de menos, de verdad! ¿Dónde andas? Siempre sabes leerme y siempre comprendes lo importante q es "dormir un rato", sólo un rato. Espero que estés bien y vuelve pronto, Jo!!! MIL BESOS!

Anónimo dijo...

Lo siento, no me creo nada.

Abogada Soltera dijo...

Yo tampoco :)

German Buch dijo...

La Tempestad. Una calma, al leer delante del cristal, se vislumbraba en ese horizonte que cercaban sus ojos. Ahora, apoyada en el alféizar de la ventana, observaba como transcurrían las horas, esas horas que fueron veloces ayer.
Tras el cristal, todo era gris, plomo en nubes que huían siguiendo el ulular del viento, trayendo tras de sí, la lluvia incesante que aumentaba su cansancio.
Su rostro quedó reflejado en la negra noche, el vertebrado rayo, como una luz no solicitada, iluminó esos colores anaranjados y malvas provocando la sonrisa de un encuentro.
En esos segundos de su hora violeta, solo quería quedarse dormida, asida en su sueño. Despierta.

Ícaro dijo...

"Si me respetan, me follan". La responsabilidad y la coherencia se enredan como el hacer y el deshacer, no dejar de ser curioso que el bocado perfecto...duela al duelo. Sólo al despertar, soñamos.

Hector dijo...

pots , tu nombre sobre la almohada, mis dos dedos, índice y corazón, te follan hasta sentirte ahogada de tus jugos borrando tu nombre.